Historia del Centro

El Centro Social de mayores “Miguel de Cervantes” es la continuación del Club de Jubilados Españoles en Londres. Este Club fue la creación de un pequeño grupo de españoles, en su mayoría exiliados de la Guerra Civil que, en el año 1978, sintieron la necesidad de asociarse con el deseo de ayudarse mutuamente y terminar con el aislamiento en que se encontraban.

La idea que animaba al grupo era formar un club que acogiera a todos los españoles jubilados en Londres, sin distinción de afiliaciones políticas o creencias religiosas.

A estos hombres — Nicolás Martín Cantal,  Clemente García, Justo Moreno, Miguel García, Arcadio Chivas y Manuel Manrique — se les sumaron María Arroba y Julia García, españolas emigrantes en Londres.

Su primera sede fue la Casa de España de Portobello Road, donde su director, el señor Javier Zubillaga muy amablemente les cedió una hermosa sala, donde se reunían regularmente, y les hizo un préstamo de doscientas libras esterlinas para poder comenzar sus actividades. Su primer paso fue legalizar la existencia del Club con la Administración y establecer las funciones de la dirección y administración. Se convocó una Asamblea General, donde se elegiría una junta directiva provisional, con María Arroba de Presidenta, y se decidiría el nombre de la organización, que se acordó llamar Club de Jubilados Españoles de Londres.

Poco después se formó la junta directiva permanente, cuyo Presidente fue Clemente García, siendo Secretario General Nicolás Martín Cantal y Tesorero Arcadio Chivas. Al fallecer Clemente García fue nombrado Presidente del Club Justo Moreno Ortega, que ocupó el puesto durante dieciséis años.

Después de la muerte de Arcadio Chivas, el Secretario Nicolás Martín Cantal fue nombrado Secretario/Tesorero. Ambos directivos trabajaron incansablemente por el bienestar de los miembros del Club que ellos habían creado.

placa.JPG
Placa Conmemorativa del Club de Jubilados de Londres,
predecesor del Centro Social de Mayores "Miguel de Cervants"

Viéndose obligados a abandonar la Casa de España, al convertirse ésta en el actual Colegio Cañada Blanch para niños españoles, el Club pasó a ocupar provisionalmente un local en la Cámara de Comercio y, más tarde, en la Capellanía Española. Para entonces, el número de socios había aumentado considerablemente y dicho local resultaba muy pequeño. El entonces Consejero Laboral y de Asuntos Sociales en Londres, don Bernardo Fernández, que visitaba el Club, pudo ver personalmente la gran necesidad que existía de encontrar un local adecuado para los jubilados y puso mucho empeño en ayudarles.

El Gobierno de entonces tomó la decisión de apoyar al Club con una generosa subvención, lo que permitió alquilar un local en el céntrico barrio londinense de Notting Hill Gate, que fue acondicionado por la Consejería para cubrir las necesidades del Club.

Lamentablemente, al cabo de tres años, el local se puso en venta y nuevamente el Club se vio obligado a abandonarlo. Con la ayuda de la Consejería Laboral y de AA. SS., en 1997 se consiguió el local que hoy ocupa. El Presidente, Justo Moreno Ortega, llevó durante 16 años con acierto y entusiasmo las riendas del Club y, a sus 94 años, decidió que era ya hora de retirarse a Madrid, a vivir con su hija y familia. Dejaba con pena el cargo de Presidente y el Club, en reconocimiento de su desinteresado servicio, se le nombró Presidente Honorario. Conservó el interés y el cariño que sentía por el Club hasta sus últimos días. En Madrid cumplió sus 100 años y la UGT, sindicato al que había pertenecido toda su vida, le rindió un afectuoso homenaje.

El Presidente Justo Moreno Ortega fue un ejemplo de tolerancia y honradez para los que le sucedieron en el cargo. El sucesor de Justo Moreno, Juan Martín, un hombre de buena voluntad, desempeñó su cargo con mucho entusiasmo hasta su dimisión por razones familiares en 2001. Lamentablemente, falleció tres meses después.

El último Presidente del Club de Jubilados Españoles fue Pablo Jiménez.

En marzo 2002, el Consejero de Trabajo y Asuntos Sociales, don José Antonio Gutiérrez Nuez, con la colaboración de la Dirección General de Emigración e Imserso organizaron las jornadas “En defensa de las personas mayores” en las que participaron El Club de Jubilados, CEPERU, APMERU y el programa de ayuda a domicilio. A raíz de estas jornadas, se vio  la necesidad de unificar a los grupos de ACADE, CEPERU, y APMERU con el Club de Jubilados, ya que la mayoría de sus socios lo eran también del Club de Jubilados.

Bajo la dirección de don José Antonio Gutiérrez Nuez, se creó un grupo de trabajo compuesto por miembros de la Junta del Club de Jubilados y CEPERU  (APMERU decidió no participar).

Así es como, en el año 2004, después de arduas negociaciones, el Club de Jubilados Españoles pasó a ser Centro Social de Mayores “Miguel de Cervantes” continuando ocupando la misma sede. Este local no se encontraba entonces en buenas condiciones y el Gobierno concedió al Centro Social una subvención considerable para su remodelación.

La primera Presidenta del Centro Social de Mayores fue Esperanza López, que ya había formado parte de junta directiva del Club de Jubilados en el pasado. Bajo su presidencia, el Centro Social de Mayores recibió la medalla de oro de la emigración, otorgada al club de Jubilados, de manos del ministro de Trabajo don Jesús Caldera.

Lamentablemente Esperanza falleció en marzo del 2007. 

Tras la muerte de Esperanza, Conchita Iraola, anterior Tesorera y vicepresidenta adopto el rol de presidenta entre 2008 y 2010.

Pedro Gutiérrez, asumió su cargo de bibliotecario tras la asamblea de 2010.

D. Pedro Pedrero tuvo que dejar el cargo de presidente por una grave enfermedad.


D. Ramón Blasco fue nombrado nuevo presidente en la asamblea del 2014.


En septiembre de 2014 se tuvo que dejar la sede de Camden Town, no nos renovaban un nuevo contrato. Por mediación de las Autoridades del Gobierno Español en Londres nos consiguieron la sede donde nos encontramos ahora en Portobello Road pagando la misma renta, la cual era muy difícil de soportar para el centro, ya que las subvenciones dejaron de ser generosas.
El presidente, con la ayuda de la directiva y voluntarios siempre estuvo presionando para que nos anularan la renta.


La llegada de la nueva Consejera de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en el Reino Unido e Irlanda, Dña. Reyes Zatarain del Valle, nos ayudo a mejorar las condiciones del Centro social de mayores.


D. Ramón Blasco, durante su presidencia ha sido un buen embajador para el centro, trabajando y comunicándose con los representantes del Gobierno y otras Organizaciones Españolas para conseguir donaciones para el centro.
En febrero del 2020 se le impuso la Medalla de la Cruz de Plata de la Orden del Mérito Civil de mano de El Embajador de España en Londres Excmo. Sr. D. Carlos Bastarreche.


Habiendo dimitido este en la asamblea ordinaria del 2018 Doña Pilar López fue elegida Presidenta.